Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Una alternativa para cada necesidad

Leasing, fondos de capital de riesgo, leaseback, inversores son las opciones de financiamiento destinadas a atender necesidades específicas. ¿Qué tener en cuenta al acudir a ellas?
 
En atención de las necesidades de financiamiento de tu negocio o microempresa existen caminos alternativos a las líneas de crédito tradicionales. Aquí, algunas consideraciones para las principales:
Por medio del leasing, puedes acceder a bienes que necesitas para garantizar la operación de tu negocio o para hacer crecer tu empresa sin la necesidad de solicitar un crédito para adquirirlo o pagarlo de contado.
Al tratarse de un arrendamiento de carácter financiero, tienes un alivio tributario y contable. En el primer caso, porque no tienes obligación tributaria por esos activos que estás usando (no son propiedad de tu negocio). En el caso contable, porque no afectan el balance de la empresa. 
Las condiciones del contrato de arrendamiento puedes pactarlas. Estás en capacidad de negociar el plazo, el canon de arrendamiento e incluso las condiciones de la opción de compra al final. Las ofertas existentes te permiten elegir la mejor opción. 
Para el capital de riesgo, define un plan de negocio atractivo y realista cuando presentes tu microempresa ante un fondo de capital de riesgo. Este puede ser un factor diferencial para conseguir el apoyo que requieres. 
En el caso en el que recibas la ayuda de un fondo de capital de riesgo, verifica muy bien, contractualmente, las contraprestaciones que estás otorgando: ¿qué porcentaje de utilidades?, ¿participación en acciones? ¿un dividendo? ¿vas a ceder el control de tu microempresa? 
En el caso de leaseback, recuerda que debes tener un activo atractivo que puedas ofrecer a la entidad que te va a facilitar los recursos. También recuerda que se suscribe un contrato y que cedes una opción de compra sobre ese activo a la entidad que brinda los recursos.