Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Por las buenas relaciones

Entre las diferentes opciones de aseguramiento, los productos financieros cuentan con pólizas que protegen el pago de las obligaciones.
 

Uno de los aspectos más críticos de tu relación con el sistema financiero, tiene que ver con la protección de los recursos y el cumplimiento de las obligaciones. En algunos productos específicos dentro del sistema financiero existe la obligación legal de tomar un seguro para proteger el patrimonio. El caso más representativo es el del crédito de vivienda, que exige una póliza para cubrirse de eventos como los desastres naturales.

En materia de créditos, las entidades financieras tienen la facultad para exigir un seguro de vida que respalde el pago de la deuda en caso de que fallezcas.

Ten en cuenta que no estás obligado a tomar un seguro atado a un producto financiero con una aseguradora determinada. Sin embargo, la entidad financiera sí está en la libertad de aceptar o no la póliza que presentes como respaldo de tu obligación.

Existe un conjunto de seguros de carácter voluntario que puedes tomar para protegerte cuando adquieres un producto financiero. Estos están asociados a la protección del producto financiero en caso de robo, por ejemplo.