Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

No pierdas de vista tus tarjetas

Cuida tus tarjetas, sé precavido al usarlas y no permitas que copien tu clave.
 

Después de pagar verifica por medio de tus alertas electrónicas (mensajes de textos y correos que notifican tus transacciones) que el monto por el que realizaste la transacción es el mismo que te reporta la entidad financiera.

Cubre el datáfono al digitar la clave y si llega a ocurrir algún imprevisto con el datáfono, pide el cambio del aparato y mantén el plástico en tu poder.

Para evitar la clonación de tarjetas en los establecimientos comerciales, pide un datáfono a la mesa en el momento de pagar o acompaña a quien te está atendiendo a la caja.