Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Los mandamientos del éxito

Las buenas prácticas en las iniciativas empresariales son las que definen el cumplimiento de las metas que se han trazado.
 

No existe una fórmula matemática que determine el éxito de tu negocio. Sin embargo, conocer las experiencias de historias emprendedoras anteriores pueden ayudarte a cumplir las metas que te has trazado.

Define y conoce tu negocio: cuál es tu oferta de bienes y servicios y cómo te diferencias de otras ofertas existentes en el mercado. Establece tu oferta de valor. Recuerda que esta no solo puede estar sustentada en la implementación de un buen servicio al cliente.
 
La oferta o propuesta de valor es ese factor o atributo diferencial de tu producto o servicio, que hace que una persona (cliente) elija tu empresa sobre otras similares. En este sentido, es conveniente que analices cuál es tu factor diferencial. Para definirlo, respóndete las siguientes preguntas: ¿Cuál es tu producto o servicio? ¿Qué necesidad del cliente atiendes? ¿Qué tipo de clientes tienes? ¿Cuáles características de tu producto o servicio son únicas frente a ofertas similares existentes en el mercado?

Establece metas realistas, medibles en términos de resultados, tiempos e inversión.

El plan estratégico define la ruta y las acciones que vas a implementar para cumplir esas metas. Revisa aspectos como el entorno, las inversiones, tus aliados estratégicos. Revisa periódicamente el plan e implementa las mejoras que requiera.

Las redes de contacto son clave. Vincúlate con asociaciones, gremios, personas y empresas que te ayuden a potenciar tu negocio, identificar oportunidades y conocer nuevos clientes. Descubre también el poder de las redes sociales e Internet: por ejemplo, por medio del Search Engine Optimization –SEO- (prácticas para posicionar un sitio web en los motores de búsqueda de internet) y el Search Engine Marketing –SEM- (promoción de un sitio web mediante el aumento de su visibilidad en las páginas de resultados del motor de búsqueda).

Identifica oportunidades para innovar y mejorar los productos y servicios de tu oferta. Reinvéntate. Los principales insumos para identificar oportunidades de mejora son, por un lado, preguntar a tus clientes, y en segunda instancia, revisar los mercados, tendencias e innovaciones en la materia.

Capacítate y encuentra las alternativas para fortalecer tus competencias técnicas y gerenciales.