Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

La tasa que tasa

Para definir realmente el valor en intereses que pagarás por un crédito, revisa el tipo de tasa y el periodo en que se liquida.
 

Cuando la tasa es variable, como sucede en las tarjetas de crédito, ésta puede subir o bajar dependiendo de las variables que la determinen: aspectos como las tasas máximas legales, la tasa de intervención del Banco de la República, la tasa representativa de cambio (precio del dólar oficial) son algunas.

Por ejemplo, si en un crédito de vivienda con tasa fija acordaste una tasa del 9% E. A., este porcentaje será el que se cobre durante todo el préstamo.

El otro concepto a considerar es si la tasa es fija o variable: si es fija, quiere decir que se mantendrá siempre en el mismo valor pactado desde el comienzo del crédito hasta que este termine de pagarse.

En la terminología de los créditos no te confundas con las tasas de interés para establecer cuánto pagarás por tu crédito. La más conocida es la tasa efectiva anual, que determina el monto adicional a pagar al valor que solicitaste prestado, al cabo de un año. Ahora bien, también es importante que determines si la tasa con la que se están cobrando los intereses por tu préstamo se liquida de forma mensual, trimestral o anual.