Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

La compra segura

Casi tan importante como la compañía que te expide el seguro, es el intermediario por medio del cual adquieres la póliza.
 

Cuando te decides a firmar un contrato de seguro, está claro que la póliza es expedida por una compañía aseguradora. Sin embargo, la comercialización de las pólizas está a cargo de otras entidades que se conocen como corredores de seguros.

Esto quiere decir que para adquirir una póliza es necesaria la intermediación de un tercero, el corredor de seguros. Ahora bien, así como no todas las aseguradoras pueden ofrecer todos los tipos de póliza, no todos los corredores están autorizados para vender todo tipo de seguros. Asegúrate de verificar que el corredor esté autorizado para comercializar el seguro que estás adquiriendo.

Si quieres verificar la legalidad del corredor de seguros, te recomendamos consultarlo en la página de la Superintendencia Financiera. En este enlace puedes revisarlo.