Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

El primer crédito, la puerta a tu vida financiera

Sin duda, administrar bien tu salario será un gran paso para que una entidad financiera te confíe un dinero a crédito.
 

Al recibir tu primer sueldo estás adquiriendo la responsabilidad de saberlo administrar, su manejo inadecuado puede hacerte caer en el sobreendeudamiento y ser reportado negativamente en centrales de información, lo que afectaría tu historial crediticio y negaría tu entrada de acceso a un préstamo en una entidad financiera.

Realiza tu presupuesto y cuando consideres tener tus finanzas controladas, revisa qué tipo de financiamiento requieres para cumplir la meta que te has propuesto en un periodo más corto.

Toma decisiones informadas: una forma de ahorrar cuando se solicita un crédito ante una entidad financiera es informándote sobre las opciones que te ofrece el mercado, las tasas de interés, términos de plazo, documentos necesarios y capacidad de pago. De esta manera, cuentas con los datos necesarios para escoger el producto y la entidad adecuada y solicitar el préstamo que más te convenga.

Opta por una cuota fija: si de pronto tienes dudas sobre la forma en que opera el sistema financiero, recurre a un especialista en este tema para que te explique en detalle el valor que representa optar siempre que sea posible a una tasa fija, con el objetivo de mitigar el riesgo si en un futuro hay una fluctuación importante en la misma.

Algunos requisitos: No todas las entidades financieras comparten las mismas exigencias para acceder a un crédito con ellas. Si bien algunas requieren que tengas una antigüedad mínima en tu trabajo de un año, o un contrato a término indefinido, habrá otras que no exijan esto, sino otros documentos que soporten tu capacidad de pago.

Entrega información completa: cuando te presentes para solicitar un crédito bancario nunca mientas en los datos que te están solicitando. Sé claro en tus ingresos, gastos, referencias, direcciones, puesto que, si detectan cualquier irregularidad, puede significar la negación de la solicitud o un retraso en el proceso.