Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

El presupuesto del hogar

Después de estrenar, hay gastos propios de la administración y mantenimiento de tu nueva vivienda. Tenlos presentes en tu presupuesto.
 

Si eres el feliz propietario, felicitaciones: es el momento de disfrutarla. Para hacerlo en las mejores condiciones y evitar dolores de cabeza en el futuro, es muy importante que dentro del presupuesto mensual de tu hogar incluyas los nuevos gastos, los cuales pueden clasificarse en tres categorías: servicios, impuestos e imprevistos.

En el caso de los servicios, inclúyelos en el presupuesto mensual:

Administración o vigilancia. En los casos de propiedad horizontal, este corresponde a la cuota mensual por vigilancia y mantenimiento de la copropiedad. Si se trata de una casa, los costos de vigilancia del inmueble.

Servicios públicos: los costos de acueducto y alcantarillado, energía y gas, principalmente.

Otros servicios: teléfono, televisión por cable e internet, por citar algunos ejemplos.

Recuerda que ser propietario también te genera responsabilidades tributarias. El impuesto predial, por ejemplo, se paga una vez el año y corresponde a un porcentaje que oscila entre el 5,5% y el 11%, de acuerdo con el valor del inmueble.

Hay otros impuestos ocasionales que dependen de las decisiones que tomen las autoridades de las ciudades y municipios de la ciudad donde esté ubicado el inmueble, por ejemplo, -para el caso de Bogotá- el impuesto de valorización que se cobra en razón a las obras públicas que valorizan la propiedad.