Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

El ahorro a través de las pensiones voluntarias y las cesantías

Otras alternativas para ahorrar se encuentran en los aportes a un fondo de pensiones voluntarias, a través de una administradora autorizada, y en las cesantías.
 

En el caso de las cesantías, son un ahorro obligatorio que se hace a partir de los aportes de la empresa para la cual trabajes cuando estás vinculado con un contrato laboral. Mientras permanezcas en el empleo, no puedes disponer de estos recursos que, anualmente, son consignados por las empresas a una administradora elegida por ti. Del saldo parcial o total sólo puedes disponer cuando vas a invertirlos en compra o remodelación de vivienda y educación. Así mismo cuando enfrentes un periodo de desempleo.

Los aportes voluntarios a un fondo de pensión son un mecanismo a través del cual destinas unos recursos definidos para incrementar tu saldo pensional y así, anticipar tu jubilación o, aumentar tu pensión cuando hayas cumplido los requisitos para reclamarla. Sin embargo, a diferencia de la pensión obligatoria, el dinero que destinas al fondo voluntario, es un ahorro al que eventualmente podrías darle otro destino. De acuerdo con los reglamentos de la administradora del fondo que elegiste, puedes disponer de los recursos de forma anticipada en el caso que los necesites.

Mientras los aportes a fondos obligatorios de pensiones son un seguro para que tengas recursos para enfrentar la vejez, los aportes voluntarios son una opción para que ahorres. A través de un porcentaje mensual, generas un ahorro que puede incrementar tu pensión en el momento en el que te retires de tu actividad productiva. Sin embargo, te permite disponer de los recursos de forma anticipada en el caso en que los necesites.

Las cesantías y los aportes a un fondo voluntario de pensiones son otras alternativas de ahorro. Es importante que tengas en cuenta que estas opciones son ofrecidas por entidades especializadas las cuales están autorizadas y vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia.