Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Cesantías bien invertidas

Para evitar que te gastes este auxilio en cosas que no debes, las normas sólo permiten que las retires en casos puntuales.
 

Las cesantías están concebidas para que mitigues la calamidad de quedarte sin ingresos por tu trabajo. En ese sentido, es muy importante que puedas destinarlas para ese fin. Sin embargo, debes saber que también las puedes utilizar para otros fines específicos.

El primero, para educación. En este caso, tú o los beneficiarios de tus cesantías (tu cónyuge o hijos), pueden destinarlas para: Estudios de educación superior; Para subsanar créditos con el Icetex; Educación no formal en entidades acreditadas por el Ministerio de Educación.

En el segundo, para vivienda. Aplica para los siguientes fines específicos: Pago de impuestos asociados a tu vivienda; Pago de créditos hipotecarios; Compra de un lote para construcción o de vivienda; Reparaciones locativas.