Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Un patrimonio asegurado

Un patrimonio asegurado

Los seguros generales son una opción cuando quieres proteger tus bienes y recursos. Las alternativas son amplias en términos de coberturas, costos y temas asegurados.
Las pólizas de seguros generales son un mecanismo para la protección de tu patrimonio, ya que cubren contingencias en las cuales puedas perder parcial o totalmente tus bienes o recursos económicos. A este tipo de seguros puedes acceder como persona natural, pero también lo pueden hacer las empresas o personas jurídicas. 
 
¿Qué se encuentra protegido por los seguros generales? Prácticamente todos los bienes y servicios. Entre los principales encuentras:
 
Seguro de vehículos: incluye pólizas de protección para automóviles y motocicletas. Ampara la pérdida total de un vehículo o los daños parciales sobre el mismo, derivados de accidentes o hurto. En algunas pólizas, se incluye el daño que puedas ocasionar a terceros y ofrecen servicios adicionales como la asistencia jurídica o el conductor elegido. 
 
Seguro de vivienda: protege tu inmueble frente a riesgos naturales (como los terremotos) y aquellos derivados de las acciones de otras personas (la delincuencia o el terrorismo). En este caso, también se incluyen las pólizas que brindan cobertura para los bienes que tienes dentro de tu hogar. 
 
Seguros sobre contratos: estas pólizas buscan proteger el cumplimiento de los servicios contratados o acuerdos comerciales. 
 
Seguros para empresas: son muy utilizados por las compañías para asegurar su patrimonio. En esta categoría se incluyen diversidad de ítems como la maquinaria, instalaciones, daños a terceros, entre otros.  
 
Seguros sobre bienes: esta es la opción que puedes usar cuando tienes un bien específico para asegurar. Algunos ejemplos recurrentes son los equipos de cómputo, teléfonos celulares, instrumentos musicales, cámaras fotográficas y de video.  Para suscribir este tipo de pólizas, normalmente la aseguradora conviene la realización de un avalúo sobre el bien.