Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Un impuesto que no afecta tu ahorro

Un impuesto que no afecta tu ahorro

El impuesto a los movimientos financieros está destinado a las operaciones de retiro y los pagos. No afecta tu ahorro y tiene algunas exenciones a conocer.
Dentro del sistema financiero, una de las dudas más frecuentes tiene que ver con el Gravamen a los Movimientos Financieros, más conocido como el 4 x 1000.
 
Este impuesto, aunque te impacta como cliente del sistema financiero, no afecta directamente tus propósitos cuando de ahorro se trata. 
 
¿Por qué? Porque se causa sobre las operaciones de retiro de recursos desde las cuentas de los clientes y los pagos. Es decir, no afecta los saldos de productos destinados para el ahorro ni para el dinero que se consigna en ellas.
 
¿En qué casos aplican?
 
Retiros a través de cajeros electrónicos
Retiros a través de talonario
Pagos a través de cheques
Pagos a través de tarjeta débito
Traslados a cuentas de terceros
Pagos en general
 
Sin embargo, estarán exentas del pago de este impuesto las transacciones en cuentas de ahorro que mensualmente no excedan los $11.150.650.
 
Este impuesto es retenido por las entidades financieras y recaudado, a través de ellas, por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –DIAN-, cuyo destino final es: 10% para la capitalización de la banca pública, un 30% para la de la banca cooperativa y un 60% para los alivios a los deudores hipotecarios.