Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Un campo para todos

Un campo para todos

Si vas a iniciar una vida productiva agropecuaria en Colombia, debes conocer el entorno en el que te desenvuelves.

Dentro de las actividades productivas existen múltiples oportunidades de hacer lo que te gusta y/o generar ingresos. Una de las fuentes principales tiene que ver con el campo, el sector agropecuario. Entre los aspectos clave, como en todas las iniciativas productivas, está el conocer el entorno en el que se desarrolla.

¿Qué debes saber sobre el negocio agropecuario en Colombia? En principio, cómo están categorizados los productores y cuáles son las etapas del proceso productivo.

Para que reconozcas cómo se clasifican los productores es necesario mencionar que esta actividad puede desarrollarse bajo dos criterios:

  1. Según la extensión de tierra que tienes dedicada a la producción: si tienes menos de una hectárea productiva te clasificas como un pequeño productor, entre una y diez hectáreas eres mediano y los denominados grandes productores son aquellos que cuentan con más de diez.
  2. Naturaleza financiera:  es usado, principalmente, para el acceso a líneas de crédito y subsidios específicos del sector agropecuario a través del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (FINAGRO), una entidad adscrita al Ministerio de Agricultura.

Bajo esta estructura, la clasificación comprende:

  • Pequeño productor, joven y mujer rurales: el valor de sus activos no supera los 284 salarios mínimos legales vigentes ($221.873.000).
  • Mediano productor: el valor de sus activos no supera los $3.906 millones.
  • Gran productor: el valor de sus activos es superior a los $3.906 millones.

Una clasificación más detallada puede verse en la siguiente tabla de FINAGRO: 

 

Teniendo estas pautas claras, es procedente que conocer las principales etapas del proceso productivo. En este punto es clave el concepto de cadena productiva. 

¿En qué consiste?

En la descripción detallada de los pasos que se recorren en el tratamiento de un producto agropecuario desde su etapa inicial hasta su comercialización final. Aunque la cadena productiva tiene aspectos particulares según la industria, se pueden observar etapas comunes y generales aplicables a todas.

La cadena productiva comprende tanto las personas que intervienen, como las actividades que se realizan en cada etapa. Las principales etapas son: la siembra, la cosecha, postcosecha, empaque, transporte, almacenamiento y comercialización. Dentro de estas también pueden identificarse la entrega de producto al intermediario o mayorista, el acopio y almacenaje y la entrega al consumidor final o a al transformador del producto primario.

Es importante que sepas que el conocimiento de la cadena productiva de la industria agropecuaria en la que vas a incursionar permite entender cómo optimizar procesos para mejorar los ingresos de cada uno de los participantes.