Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Otra opción para estrenar vivienda

Otra opción para estrenar vivienda

Por medio del leasing habitacional tienes la oportunidad de acceder a esa vivienda que tanto quieres, bajo la figura de arrendamiento. Pagas menos y al final del contrato tendrás una opción de compra sobre el inmueble.
Decidiste cuál es el proyecto de vivienda en el que deseas vivir, pero estás indeciso sobre la idea de comprarlo, o has revisado tus finanzas y quieres pagar un valor mensual menor. No te desanimes, el sistema financiero cuenta con un vehículo para este tipo de necesidad.
 
El leasing habitacional es una opción que brindan las entidades financieras mediante el cual accedes a una vivienda nueva o usada y pagas un valor de arrendamiento mensual que puede extenderse hasta los 15 años. 
 
Pero, ¿en qué se diferencia del arriendo tradicional?, en dos condiciones: En el plazo del contrato, que suele ser más largo en el leasing habitacional y en el hecho que al final del contrato tienes una opción de compra sobre el inmueble; es decir, tú decides si quieres adquirirlo o devolverlo a la entidad financiera. 
 
Entre los principales atributos de esta opción se encuentra la posibilidad que tienes de ceder el contrato en cualquier momento a un tercero, el porcentaje que te financian es superior al de la compra directa (alcanza hasta el 80% del inmueble) y también es sujeto de los subisidios que otorga el Gobierno. 
 
En materia tributaria, los gastos en los que incurres son deducibles de la base por medio del cual se calcula tu retención en la fuente y si decides ejercer la opción de compra, no tienes que pagar por impuesto de timbre ni gastos notariales para levantar la hipoteca, hecho que sí sucede en un crédito de vivienda. 
 
En relación con las tasas de interés, estas suelen ser más competitivas que las que se gestionan en un crédito hipotecario; eso representa que, si al final decides comprar la vivienda, habrás pagado menos por el inmueble. También es prudente que sepas que puedes pactar con la entidad financiera el porcentaje de la opción de compra.