Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

La radiografía financiera de tu empresa

La radiografía financiera de tu empresa

El balance general te permite visualizar una versión realista de la situación financiera de tu negocio. Aspectos clave que debes considerar al momento de construirlo.
Parte integral del plan financiero de tu empresa es el balance general. ¿Cómo construirlo? ¿Qué aspectos tener en cuenta para construirlo? Debes entender que se trata de un informe periódico, que permite identificar la situación económica de tu empresa y, que facilita la toma de decisiones. 
 
El balance general comprende tres criterios básicos: los activos, los pasivos y el patrimonio. 
 
Los activos corresponden a todos aquellos bienes e ingresos y se componen de los corrientes y los no corrientes.
 
En los activos corrientes se debe tener en cuenta el valor de los siguientes ítems: 
 
  • Materias primas para la elaboración de los productos
  • Existencias de productos 
  • Las deudas por cobrar (derivadas de la actividad empresarial, a clientes o proveedores)
  • Los impuestos que se retienen (el IVA, por ejemplo)
  • Las inversiones y ahorros de la empresa
 
En los activos no corrientes las inclusiones (valores) son las siguientes: 
 
  • Maquinaria, local y mobiliario de la empresa
  • Gastos necesarios para el funcionamiento del negocio (escrituras de constitución, cámara de comercio, ampliaciones de capital)
  • Gastos de conocimiento: patentes y propiedad industrial
 
En los pasivos debes incluir los siguientes valores: 
 
  • Pagos por concepto de salarios 
  • Obligaciones con los proveedores
  • Impuestos 
  • Pagos de créditos y otras obligaciones con bancos
 
En el patrimonio, deberás incluir: 
 
  • Inversiones hechas por los socios en la empresa
  • Inversiones hechas por terceros en la empresa
  • Reservas legales (si hay lugar a ellas)
  • Reservas voluntarias
 
Para determinar si el balance de tu empresa está bien hecho, observa las siguientes fórmulas: 
 
Activo total = Activo corriente + Activo no corriente
Total Pasivo + Patrimonio
 
Revisémoslo en el siguiente ejemplo: 
 
Juan tiene un negocio de bisutería y está considerando invertir en los siguientes ítems: maquinaria o elementos para la fabricación de las joyas, materias primas (plata, material reciclable, piedras semipreciosas), empaques, remuneración de dos trabajadores, impuestos, licencias de funcionamiento, diseño y material publicitario para promocionar su empresa. 
 
Teniendo en cuenta la naturaleza de su microempresa, Juan presentó el siguiente balance correspondiente al año anterior. Como puede observarse es esencial que el valor de los Activos sea igual a la suma de los Pasivos y el Patrimonio.