Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina
         +    -   

Internet: rápido, práctico y seguro

Internet: rápido, práctico y seguro

Las modalidades delictivas se reinventan constantemente. Reduce tus puntos vulnerables y evita ser una nueva víctima.

Pese a que los ciberdelincuentes especializados en el fraude financiero se encuentran a la espera de cualquier oportunidad para utilizar sus conocimientos en contra de tu bolsillo, eres el único responsable para evitarlo. Debes estar informado, corregir aquellos hábitos negativos que ponen en riesgo tu patrimonio para ayudar a las entidades y autoridades a erradicar estos delitos.

Las modalidades de estafa también se actualizan, por ejemplo, en el phishing la estafa mediante e-mail denominada “Fraude CEO”, es una de las más recientes. En esta modalidad el atacante suplanta el e-mail de la entidad financiera y busca la manera de acceder a la identidad del CEO de la empresa.

Los malware, fuente principal de estas estafas, son archivos malignos, usualmente conocidos como troyanos. Existen los bancarios, programados para interactuar con la información de los usuarios. Puedes caer en ellos por medio de sitios web falsos, o por la instalación en tu navegador; todo esto con el propósito de solicitar datos adicionales que no se requieren. Ten presente que los ataques más avanzados tienen la capacidad de realizarse de forma automática (AMTs) sin que te des por enterado.

En este caso el fraude también puede ir más allá de lo digital. Los atacantes buscan clientes que manejen dinero efectivo, ¿para qué?, para persuadirlos a hacer transacciones a cuentas falsas o inexistentes. La modalidad no es otra que la de hacerse pasar por miembros de una entidad financiera y mediante el uso de lenguaje especializado engañan a los incautos.

El phishing tiene nuevas formas de ataque. Estas se centran en interferir en las estructuras de comunicación entre las compañías y sus clientes. Es decir, se enfocan en infiltrar campañas de publicidad en medios digitales y marcas compartidas. El phishing no es una práctica nueva, pero en los últimos años se ha venido presentando con más frecuencia.

Recuerda hacer caso a las recomendaciones de tu entidad financiera. Procura cambiar tus claves cada cierto tiempo y asegúrate de cumplir con todos los requerimientos de seguridad establecidos por la entidad a la que estás accediendo. Todas las entidades disponen de páginas de seguridad donde explican con detalle las medidas a tener en cuenta para proteger tu acceso.

Chat

¿Necesitas atención inmediata? Conéctate a nuestro chat en línea y comunícate con uno de nuestros asesores. Puedes resolver dudas y obtener información en el menor tiempo posible. Si no estamos en línea, déjanos tu mensaje y lo responderemos cuanto antes.