Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Evita dolores de cabeza y revisa tu historia laboral regularmente

Evita dolores de cabeza y revisa tu historia laboral regularmente

Protege tu inversión y futuro, revisando el tiempo y los montos cotizados a pensión.

Si eres precavido y periódicamente revisas el extracto que debe enviarte la Administradora de Pensiones a la que te encuentras afiliado, podrás hacer un seguimiento detallado de tu situación: semanas cotizadas, monto sobre el cual se aportó, aportes realizados, etc; para no tener sorpresas en un futuro.

Para solicitar la suma total de tus ahorros, ten en cuenta la importancia de poseer un historial laboral sin inconsistencias, por lo tanto, revisa periódicamente tus extractos, esto te permitirá actuar de inmediato para buscar soluciones apropiadas a problemas del momento y así evitar inconvenientes en años futuros.

Revisa tu historia laboral con el resumen que recibes de tu administradora de pensiones y corrobora que tus empleadores hayan hecho los aportes a pensiones cada mes que trabajaste. En caso de que encuentres información inconsistente, busca un asesor de dicha administradora, para identificar con claridad esos posibles fallos, y si es posible aclararlo inclusive con tus ex -empleadores.  Si compruebas esta información al final de tu vida laboral, será más difícil demostrar tus vínculos laborales y encontrar documentos que te ayuden a acreditar lo que quieres demostrar.

Se trata de tu futuro, ponle cuidado a tu pensión.Si eres precavido y periódicamente revisas el extracto que debe enviarte la Administradora de Pensiones a la que te encuentras afiliado, podrás hacer un seguimiento detallado de tu situación: semanas cotizadas, monto sobre el cual se aportó, aportes realizados, etc; para no tener sorpresas en un futuro.

Para solicitar la suma total de tus ahorros, ten en cuenta la importancia de poseer un historial laboral sin inconsistencias, por lo tanto, revisa periódicamente tus extractos, esto te permitirá actuar de inmediato para buscar soluciones apropiadas a problemas del momento y así evitar inconvenientes en años futuros.

Revisa tu historia laboral con el resumen que recibes de tu administradora de pensiones y corrobora que tus empleadores hayan hecho los aportes a pensiones cada mes que trabajaste. En caso de que encuentres información inconsistente, busca un asesor de dicha administradora, para identificar con claridad esos posibles fallos, y si es posible aclararlo inclusive con tus ex -empleadores.  Si compruebas esta información al final de tu vida laboral, será más difícil demostrar tus vínculos laborales y encontrar documentos que te ayuden a acreditar lo que quieres demostrar.

Se trata de tu futuro, ponle cuidado a tu pensión.