Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Es mejor prevenir que lamentar

Es mejor prevenir que lamentar

El robo en sucursales bancarias o en cajeros electrónicos puede prevenirse, por eso es importante que sepas cómo operan los delincuentes y a quién dirigirte en caso de una eventualidad.

La prevención siempre es la mejor arma contra el fraude. Por eso sigues estas recomendaciones:

¿Cómo no ser víctima de fleteo?

Primero sé reservado con tus movimientos financieros y procura no hacer transacciones de altas sumas de dinero en efectivo. En caso de que necesites hacerlo, puedes solicitar acompañamiento de la Policía Nacional llamando al 112.

¿Cómo no ser engañado por falsos empleados en sucursales?

Desconfía si alguien se te acerca invitándote a agilizar tu transferencia, sobretodo si te solicitan que entregues cheques o dinero. Sólo entrega tu dinero en las ventanillas de caja o puntos exclusivos para la recepción de éste.

¿Qué hacer para que no te clonen las tarjetas?

Lo primordial es no aceptar ayuda de desconocidos. Verifica muy bien las ranuras del cajero automático antes de introducir tu tarjeta y realiza la transacción. Si el dispositivo de lectura de la tarjeta está inestable o tiene imperfecciones, mejor cambia de cajero.

Presta atención a los mensajes que te puedan aparecer en la pantalla del cajero, si estos no corresponden a la tipografía que normalmente sueles ver, es mejor que desistas. Si la pantalla está completamente blanca, abstente de introducir la tarjeta y comunícate con la entidad financiera para dar a conocer el problema.

En el caso de encontrarte en un establecimiento comercial, la recomendación es que no pierdas de vista la tarjeta y si hay algún problema, es mejor que solicites el cambio de datáfono.

¿Cómo no ser víctima de suplantación personal?

Más allá de no exponer datos personales en portales web de dudosa procedencia o entregárselos a desconocidos, siempre verifica tus extractos mensuales y movimientos bancarios, para asegurarte de que todo está en regla. Solicita a tu establecimiento financiero que active alarmas en tu celular y correo electrónico, para enterarte de cada transacción que se realice desde tus cuentas.

¿Cómo denunciar el delito?

Si eres víctima de fraude financiero, denuncia el caso en la entidad bancaria y cuéntales lo que te ha pasado.

Ponte en contacto con el Centro Cibernético de la Policía por medio de su página, opción CAI Virtual y presenta la denuncia, o registra la queja a través de las cuentas en Twitter @caivirtual @dijinpolicia.

También puedes dirigirte al Defensor del Consumidor Financiero (DCF) de las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera.