Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

¿Cómo manejar el dinero cuando entras a la universidad?

¿Cómo manejar el dinero cuando entras a la universidad?

Iniciar los estudios superiores es un paso que exige compromiso y responsabilidad no solo en el ámbito académico, sino también en el financiero.
El ingreso a la universidad es una de las etapas más importantes en el ciclo académico; las notas, libros, parciales y trabajos empiezan a ser parte de tu diario vivir.
 
Además de lo que implica mantener un buen rendimiento académico, tu bolsillo es otro factor que no debes descuidar, ya que puede exigirte un poco más de gastos debido a papelería, transportes y alimentación.
 
En este sentido, es necesario ser más disciplinado de lo que venías siendo con el dinero, aprender a manejarlo, distribuirlo y priorizar las cosas realmente importantes, de manera que no llegues a mediados de mes con tan solo unas pocas monedas en el bolsillo.
 
Con este ejercicio no quiere decir que dejes de pensar en el ocio y la diversión, tan solo debes lograr un equilibrio entre los gastos necesarios de la universidad (libros, papelería, transportes) y el dinero que requieres para tener momentos de esparcimiento con tus amigos.
 
Aunque no es sencillo, tampoco es tan difícil como crees; realiza un presupuesto y escribe en detalle tus ingresos y las salidas de dinero que tienes. No olvides destinar una parte de esa suma para el ahorro, ya que puede servirte en un corto plazo para cumplir una meta o propósito.
 
Si manejas el dinero de forma eficiente, posiblemente quedarán esos pesos de más que te permitirán tener un rato de esparcimiento con tus compañeros, sin que se vean afectadas tus finanzas. 
 
Sé estratégico y revisa la manera de obtener ingresos extra, sin que esto afecte tu rendimiento en la universidad. Puedes vender los libros que ya no necesitas, realizar asesorías a estudiantes que necesitan reforzar algunos puntos académicos, o evitar gastos de alimentación en la universidad, llevando la comida desde tu casa.
 
En caso de que el dinero no falte, sino que por el contrario te sobre, considera la posibilidad de abrir una cuenta en una entidad financiera y depositar allí tu dinero. De esta forma, no tendrás los recursos a mano para gastar y podrás usarlo en caso de emergencia.
 
Convierte el paso por la universidad en una experiencia inolvidable y destácate por tus capacidades académicas y por saber administrar el dinero.