Saltar al contenido Saltar al Menu principal Saltar al pie de pagina

Asegura lo que más quieres

Asegura lo que más quieres

La oferta de seguros en Colombia, permite protegerte frente a un buen número de riesgos.
Un elemento fundamental para protegerlos son los seguros. Pero ¿qué deberías asegurar? Esta respuesta depende de tus prioridades y tu capacidad de pago. 
 
El abanico de probabilidades es amplio. Entre la oferta disponible, es necesario separar los seguros personales de los patrimoniales. Entre los primeros, los más comunes son: 
 
  • El seguro de vida que protege a tus beneficiarios en caso de fallecimiento, incapacidad permanente o padecimiento de una enfermedad grave, con el pago de una indemnización. 
  • El seguro de salud cubre tus gastos médicos en eventos de enfermedad y te permite escoger el médico y la entidad prestadora del servicio.
  • El seguro contra accidentes protege las eventualidades más comunes que amenazan tu integridad.
  • El seguro de exequias cubre los gastos funerarios en caso de muerte de uno de los asegurados. 
  • El seguro de renta vitalicia garantiza un pago mensual, de por vida, a partir de los ahorros para pensión.
  • El seguro de educación permite la viabilidad de pagar los estudios formales (avalados por el Ministerio de Educación) de las personas que elijas como beneficiarios en el caso de que sufras un evento que provoque invalidez o fallecimiento. 
 
En los patrimoniales, puedes tomar seguros para un buen número de bienes muebles e inmuebles. Los más reconocidos son el de vivienda (protege tu hogar -en algunos casos las pertenencias que lo componen- de eventos de riesgo como los eventos naturales, el terrorismo y la delincuencia), el de vehículo (protege incluso los daños a terceros frente a accidentes de tránsito) y el de cumplimiento, que se utiliza con frecuencia cuando firmas un contrato de prestación de servicios. 
 
Otros conceptos sobre los cuales puedes asegurarte son:
 
  • Seguros para créditos, te garantizan la cobertura en el pago de tus obligaciones ante eventos específicos (la invalidez, la muerte o el desempleo).
  • Seguros para maquinaria y/o equipos. 
  • Seguros para transporte.
  • Microseguros: pólizas de menor valor pero que te permiten asegurarte frente a los principales riesgos.